Cecilia Baldovino | Diseño del paisaje
Responsive image
salud

5 RAZONES PARA PASAR MÁS TIEMPO AL AIRE LIBRE

Jen Stiff

Durante la infancia, es probable que el único lugar donde tuvieras ganas de estar fuera en los reconfortantes brazos de la naturaleza.

 Tal vez no podías esperar a levantarte la mañana del sábado o llegar a casa de la escuela para poder salir corriendo y explorar esa zanja detrás de tu casa, jugar a la pelota en el parque u observar orugas moverse lentamente por la vereda. Seguramente tu mamá tenía que pedirte y rogarte que te metieras a cenar. Tu cuerpo estaba en constante movimiento y estabas haciendo algo que los humanos suelen hacer de forma innata: pasar tiempo en la naturaleza.
No es ningún secreto que estar al aire libre se siente maravilloso, pero no es sino hasta ahora que la investigación científica ha descubierto lo que los humanos habían sentido intuitivamente todo este tiempo: necesitamos estar al aire libre. Para muchas personas, pasar tiempo en la naturaleza es la excepción más que la regla. Sin duda el viaje de campamento anual es magnífico, pero lo que realmente necesitas es incorporar tiempo al aire libre en tu vida cotidiana.

A continuación te daremos cinco razones por las cuales pasar tiempo al aire libre es la nueva receta para la salud y el bienestar óptimos; entre algunos de los beneficios están una mejor salud mental y mayor creatividad.

1. Mejora la salud física

Tal vez hayas escuchado que los médicos recetan comer sano y hacer ejercicio y ahora están garabateando algo más en sus blocs de recetas: pasar tiempo al aire libre. Dejando el ejercicio de lado, estar en exteriores significa que pasarás tiempo tomando el sol. Darse baños de sol le permite a tu cuerpo producir vitamina D, que ayuda a protegerte contra la osteoporosis, enfermedades del corazón y ciertos cánceres. Pero no es todo. En 2013, los investigadores de la Universidad de Edimburgo descubrieron que la exposición solar también ayuda a tu cuerpo a producir óxido nítrico, un compuesto que disminuye la presión arterial.

2. Reduce el estrés y la ansiedad

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo, calmar la ansiedad y la depresión? ¡Salí de tu casa! Según la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la gente que camina en entornos naturales al aire libre se siente menos deprimida. Aunque tal vez no sea posible deambular por el bosque o caminar por la playa todos los días, este estudio enfatiza la importancia de incorporar miniaventuras al aire libre en tu vida. Una caminata en tu parque local servirá de mucho. 

Cuando puedas, haz un esfuerzo por pasar tiempo en un entorno natural para relajarte y reducir el estrés. En Japón, este concepto se conoce como baños de bosque, que implica estar en contacto con el paisaje y los sonidos del entorno. Se ha demostrado que esta práctica fomenta la relajación, disminuye los niveles de cortisol, desacelera la frecuencia cardiaca y reduce la presión arterial.

3. Recarga la batería

¿Alguna vez has regresado de un paseo de fin de semana por las montañas y te has sentido totalmente rejuvenecido, incluso si te duelen las piernas de tanto caminar? Eso es porque, sencillamente, pasar tiempo con la Madre Naturaleza puede revitalizarte. Varios estudios publicados por el Journal of Environmental Psychology demostraron que pasar tiempo al aire libre por lo menos 20 minutos al día hace que la gente se sienta más viva. Esto parece totalmente razonable, debido a que la naturaleza está viva, con árboles, bichos y los elementos. El entorno te contagia, así que estar en presencia de tanta vida te hace cobrar conciencia de la vida dentro de todos y cada uno de los seres humanos.

4. Impulsa la creatividad

¿Qué es lo mejor que puedes hacer si te cuesta encontrar inspiración para una tarea creativa o resolver un problema complejo? Simplemente salí a caminar. Así cambiará tu perspectiva, circulará la sangre por tu cuerpo y harás que tu creatividad entre en movimiento. Un estudio de la Universidad de Kansas demostró que la gente que se desconectó de la tecnología y pasó tan solo cuatro días en la naturaleza fue 50 por ciento más asertiva para encontrar soluciones creativas a sus problemas.

5. Agrega variedad a tu rutina de ejercicio

Si se le da a elegir, la mayoría de la gente preferiría caminar por un sendero que subirse a una caminadora en el interior de un gimnasio. Tal vez el gimnasio sea parte de tu rutina de ejercicio y, si es así, ¡Barbaro! El ejercicio de cualquier tipo es maravilloso para vos. Pero cuando puedas, ejercítate en el exterior para darle nueva vida a tu rutina. Casi cualquier ejercicio del gimnasio puede hacerse en afuera con una pisca de creatividad. Si pasas más tiempo al aire libre, ¡serás extra creativo!

Tal vez estés pensando: “Pero vivo en medio de una ciudad. ¿Qué voy a hacer?”. No te compliques. Camina, lee o juega en un parque cercano con muchas áreas verdes. Deambula por el mercado de agricultores local, saca a pasear a tu perro, camina con tus hijos a la escuela de ida y vuelta, siéntate en el balcón de tu casa y lee un libro, cuida tu jardín o vete en bici al trabajo. ¡Las oportunidades son ilimitadas!

Así que sal de donde estés. Siente la tierra bajo tus pies y el viento en tu rostro, huele las flores de tu vecindario y escucha a los pájaros trinar. Deja que la naturaleza nutra tu mente, cuerpo y alma.

https://choprameditacion.com