Cecilia Baldovino | Diseño del paisaje
Responsive image
grandes paisajistas

El legado de un maestro

El 16 de marzo pasado "partió" John Brookes, paisajista ingles que nos inspiró a muchas generaciones de diseñadores con su obra dispersa en jardines de todo el mundo, su método de enseñanza e infinidad de libros varias veces reeditados. A continuación transcribo un afectuoso texto que sus discípulas (y amigas) Martina Barzi y Josefina Casares le escribieron.

John nos enseñó a mirar, con amor, respeto, curiosidad, libertad y mucho sentido común!

Lo conocimos hace 26 años en Kew Gardens, 1992 cuando fuimos a estudiar con él . Fue el principio de una relación que con el tiempo trascendió de maestro/discípulo, y se convirtió en amistad profunda y colaboración.

En el año 2001 y después de muchas cartas, llegó el momento de abrir la Escuela en Argentina, PAMPA INFINITA: "John Brookes School of Garden Design in Argentina". Un desafío, una alegria, otra experiencia inigualable y la oportunidad de colaborar con John en la enseñanza. Otro gran aprendizaje y lo mejor una relación que año a año fue creciendo, acompañados por mas de 300 alumnos de todas las provincias de Argentina, y de Brasil, Ecuador, Chile, Paraguay, Uruguay. Entre todos los graduados de Pampa Infinita continuamos el legado de John, su visión, su profesionalismo, su amor por la naturaleza, su generosidad y especialmente su humanidad.

También trabajamos junto a John en sus obras en Sud América. Acompañarlo en las visitas, mirar con sus ojos, escuchar sus ideas y participar en las charlas con clientes y arquitectos, fueron otra oportunidad para crecer, aprender y conocerlo. Pasar en limpio sus planos y dirigir la construcción, recibir sus consejos y opiniones. Aprendimos tanto, sobretodo a trabajar con el paisaje, a escuchar lo que tiene que decir, y ayudar a que el jardín lo exprese.

“el jardín es una experiencia espiritual, en la que reestablecemos un contacto con la tierra que es fundamental al hombre.
En mi jardín disfruto de cultivar la tierra, de mirar, oler y tocar, cosechar y descansar. Encuentro placer en acercar este disfrute a mis clientes, por qué soy el más afortunado de los hombres, soy un diseñador de jardines!”
Ahora podemos continuar su legado y seguir brindando placer haciendo esos lugares increíbles, de naturaleza, refugio y disfrute, haciendo jardines!

gracias John por tanto compartido!!

Martina y Jose


NOTA: la foto que encabeza este texto es del jardín de John Brookes en invierno.