Cecilia Baldovino | Diseño del paisaje
Responsive image

El jardín secreto

A partir de una idea consensuada entre clienta y paisajista, surgió este jardín de aspecto silvestre, colorido y natural donde cada rincón es especial, para deleite de su dueña.

Cuando Anabella Gibbons se mudo a esta casa en las afueras de Rosario, solía caminar con sus perros y observar la vegetación silvestre que crecía en varios de los terrenos libres del barrio.
En su propio terreno decidió entonces plantar arboles para lograr sombra, pero aún no podía definir el estilo de plantación para su espacio. Hasta que le aconsejan contactarse con la paisajista Cecilia Baldovino y, luego de algunas charlas, surgió la idea de un jardín secreto.
En el diseño predominan las líneas curvas que generan recorridos a través de grandes de grandes canteros de herbáceas, gramíneas y bochas de boj (buxus sempervirens) en forma dispersa, que dan estructura al jardín.
Estos caminos conducen hacia diferentes lugares de estar. Originalmente predominaban las plantas de floración naranja, violeta y algunas blancas, pero con el tiempo se incorporaron especies sin tener en cuenta criterios de color y el jardín se fue transformando en un espacio vibrante y de pinceladas impresionistas.
El proyecto propuso dos grandes círculos centrales conectados mediante un escalón, que sirvió para salvar un marcado desnivel que tenia el terreno. Hacia uno de los laterales, un grupo de sauces forma una cortina. Un sendero entre plantas conduce a uno de los círculos, donde domina una catalpa y, debajo, espera un juego de muebles reciclados que ofrecen una nueva perspectiva del jardín.

PARA TENER EN CUENTA

• Si se necesita sombra, el sauce (Salix babylonica) es una especie adecuada por su rápido crecimiento, su forma y su frondosa copa.
• Los patios funcionan como lugares de transición entre el interior y el exterior, donde cobran protagonismo los objetos de diseño.
• El uso de líneas curvas dinamiza el espacio.


ACIERTOS

• Tener especies que se utilizan como materia prima para ramos.
• La plantación naturalista, que permite agregar nuevas especies.
• Incorporar anuales, como amapolas, lino, scabiosas y arverjillas.

CECILIA BALDOVINO estudio en la escuela de Diseño del paisaje de Rosario y en la John Brookes School of Garden Design. Diseña y ejecuta proyectos de paisajismo de diferentes escalas. Su búsqueda personal pasa por interpretar las potencialidades del espacio y las aspiraciones de quienes habitan en el, para conjugarlas en un ambiente integrado, funcional y propio, que invite a conectarse con la naturaleza y con uno mismo.

 
Fuente: Revista JARDIN, especial n* 51 "Amo mi jardin"